Al ver la estrella nos llenamos de inmensa alegría.

img_2099img_2113Alegremosnos, El ha venido. Acabamos de vivir una de las fiestas más maravillosas, el nacimiento de un salvador, el mesías, el señor.

Escuchemos siempre su palabra con alegría, quien dio su vida a favor de los hombres, expandiendo su amor por todos los rincones.

Clemen, Kike y Nacho súper ilusionados con la Navidad y la llegada del niño Jesus con los regalos, la estrella cada vez más cerca, hasta que llegó.

Ya son 5 meses de viaje y no dejamos de dar gracias a Dios, quien nos ilumina permanentemente. Son muchas las personas que con mucho cariño y apertura han contribuido a que este viaje sea cada vez más especial e inolvidable.

Nuestro especial agradecimiento a, Rodrigo, Andreina, Irene y las niñitas (en Valencia) quienes nos hospedaron ( una vez más jejejeje), muchas gracias ! Nos cantó este encuentro.

Mil gracias a Javier, Pedro, Pepe, Enrique y Liova, por las reuniones sostenidas y la confianza en el proyecto.

A  nuestros amigos Renzo y Vanesa, Anibal y Michelle, Gabriel, Luís y Gloria, Guille y Mari, mil gracias por los momentos compartidos!!! Que se repita!

Hoy seguimos rodando hacia nuestro nuevo destino, stay tunned!

Familia Sin Agenda®, Todos los derechos reservados, all rights reserved

Anuncios

7 Replies to “Al ver la estrella nos llenamos de inmensa alegría.”

  1. ” No pido milagros y visiones, Señor, pido la fuerza para la vida diaria. Enséñame el arte de los pequeños pasos. Hazme hábil y creativo para notar a tiempo, en la multiplicidad y variedad de lo cotidiano, los conocimientos y experiencias que me atañen personalmente. Ayúdame a distribuir correctamente mi tiempo: dame la capacidad de distinguir lo esencial de lo secundario. Te pido fuerza, auto control y equilibrio para no dejarme llevar por la vida y organizar sabiamente el curso del día. Ayúdame a hacer cada cosa de mi presente lo mejor posible, y a reconocer que está hora es la más importante. Guardame de la ingenua creencia de que en la vida todo debe salir bien. Otórgame la lucidez de reconocer que las dificultades, las derrotas y los fracasos son oportunidades en la vida para crecer y madurar. Envíame en el momento justo a alguien que tenga el valor de decirme la verdad con amor. Haz de mi un ser humano que se sienta unido a los que sufren. Permíteme entregarles en el momento precisó un instante de bondad, con o sin palabras. No me des lo que yo pido, sino lo que necesito. En tus manos me entrego. Enséñame el arte de los pequeños pasos!. Amén.”
    Antoine de Saint Exupéry

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s